Dique San Roque

El Dique San Roque fue inaugurado el 8 de septiembre de 1891. Por aquella época fue el mayor del mundo, mientras que el que le seguía en orden estaba emplazado en California (EE.UU.). En ese momento, el Dique San Roque de Córdoba, (Argentina) y la Torre Eiffel de París (Francia), fueron las obras más importantes realizadas hasta entonces por la ingeniería moderna y llenaron los encabezamientos de los diarios más importantes del mundo.

Pero las crecientes necesidades de un mayor embalse y los cuestionamientos que se realizaron por el posible mal estado del murallón, determinaron que las autoridades de gobierno decidieran la construcción de un nuevo murallón, más alto que el anterior, que fue inaugurado en 1944.

Este nuevo embalse riega unas 30.000 hectáreas de terrenos sumamente fértiles, que conforman el llamado “cinturón verde” que rodea a la Ciudad de Córdoba. Otra de las utilidades que el dique San Roque presta a la comunidad, es la producción hidroeléctrica, Un dato poco conocido del dique San Roque es que éste fue el primero en producir electricidad en nuestro país aprovechando la energía hidráulica.

Pero lo más importante fue el triunfo del viejo dique San Roque, que resistió las aguas durante 53 años, incluyendo la creciente de 1897, que sobrepasó el murallón sin dañarlo. Hoy cuando las aguas del lago bajan se puede observar las dos obras de ingeniería, símbolos de la determinación de un pueblo que realiza un buen aprovechamiento de sus recursos.